¿Crédito de libre inversión o tarjeta de crédito, cuál te sirve más?

12 septiembre 2023

12

Joven pensando si tener tarjeta de credito o credito de libre inversion

Te diste cuenta de que no has tomado vacaciones por un largo tiempo y deseas realizar un viaje, pero antes de planearlo, te detienes a pensar cómo vas a pagarlo, ¿podrías usar  un crédito de libre inversión o tal vez sería mejor una tarjeta de crédito?, la respuesta depende de las necesidades de cada persona.

Crédito de libre inversión

¿Por qué escoger un crédito de libre inversión?

  • No necesitas justificar al banco en qué vas a usar el dinero, así que podrás gastarlo en lo que desees. 
  • Puedes elegir un monto puntual de dinero y, en algunas entidades financieras, tendrás la oportunidad de escoger el plazo para pagar la deuda. Así, previamente, puedes realizar un plan de cuántos meses necesitas para cancelar la deuda.
  • El monto a pagar mensual será fijo, no tendrás sorpresas cada mes con diferentes valores en la cuota.
  • Los requisitos para sacar un crédito de libre inversión no suelen ser tan exigentes, uno de ellos, por ejemplo, es tener ingresos desde un salario mínimo legal mensual vigente.
  • El crédito te ayudará a iniciar tu historial crediticio si antes no habías sacado un préstamo de cualquier índole.

Posibles desventajas de un crédito de libre inversión

  • Los intereses para este tipo de crédito suelen ser altos.
  • Las entidades financieras tienen en cuenta el historial crediticio para aprobar el préstamo. Si el postulante está reportado o tiene un bajo puntaje, el crédito puede ser negado.
  • Se deben sustentar los ingresos mensuales para que las compañías financieras estén seguras de que el postulante podrá pagar la totalidad de la deuda sin inconvenientes.

Sigue leyendo: ¿Qué ventajas y desventajas tienen los préstamos de libre inversión?

Tarjetas de crédito

Ventajas de la tarjeta de crédito

  • De tener un uso adecuado de la tarjeta de crédito, esta ayudará a mejorar el puntaje crediticio, lo que permitirá, en un futuro, la posibilidad de obtener préstamos para vivienda.
  • Puedes comprar de manera sencilla, incluso a través de páginas web, lo que desees.
  • Si decidiste realizar un viaje podrás pagarlo a cuotas, tú mismo puedes escoger a qué número de cuotas. En la actualidad, existen varias entidades financieras que ofrecen la posibilidad de cambiar, a través de su aplicación, el número de cuotas una vez hayas realizado una compra. Así podrás proyectar tu deuda y planificar el pago de la misma.
  • Las tarjetas de crédito ofrecen beneficios muy llamativos, por ejemplo, algunos comercios dan descuento por pagar con tarjeta de crédito. Varias entidades financieras brindan la posibilidad de cashback (te devuelven un porcentaje de tu compra en dinero o en otras opciones).
  • Puedes tener un registro de tus compras al pagar con la tarjeta de crédito, lo que te dará un panorama amplio sobre tus hábitos de consumo y siempre podrás tener claras tus cuentas.

Posibles desventajas de una tarjeta de crédito

  • Se debe evitar el endeudamiento. Muchas veces las personas no suelen tener muy en cuenta su capacidad de deuda y pagan gran parte de sus productos con tarjetas de crédito, pero se llevan una sorpresa negativa al ver los intereses.
  • Las tasas de interés pueden ser muy altas si no se cancela el pago mínimo del mes en su totalidad y se entra en mora.
  • Puede haber un impacto negativo en el puntaje crediticio si no se realiza un uso adecuado de la tarjeta.
  • La tarjeta de crédito suele ser para compras a una cuota, por lo que, si es usada erróneamente como método de financiación podrá generar deudas que afecten las finanzas personales.

En general, ambas opciones ofrecen beneficios interesantes que vale la pena revisar antes de tomar una decisión como la de adquirir una deuda. Es importante escoger una que se ajuste a tus necesidades. Además, es clave evaluar y comparar también las entidades financieras que ofrecen estos créditos, para así tener un amplio panorama y escoger la más acertada.

Por lo pronto, la recomendación es que si planeas un préstamo para pagar en varias cuotas, te inclines por un crédito de libre inversión, mientras que si lo que buscas es algo de una o pocas cuotas y de forma más rápida, la tarjeta de crédito puede ser una buena opción.

Consejos para manejar una deuda

Luego de que hayas tomado una decisión frente a qué crédito es más apropiado para ti y en qué entidad financiera decides adquirirlo, es clave tener en cuenta algunas recomendaciones para llevar mejor tu deuda. Te las compartimos a continuación:

  • Planificación mensual: conocer tus ingresos y gastos es importante para saber la cantidad de dinero que puedes destinar para el pago de tu deuda.
  • Pagar siempre a tiempo: pagar el monto mensual de la deuda es clave. De no hacerlo, los intereses podrían aumentar, lo que implica más dinero. Además, el puntaje crediticio puede disminuir, cerrando así las posibilidades de un nuevo crédito en el futuro.
  • Realizar abonos: abonar al capital de la deuda permitirá pagar menos intereses y el monto total se cancelará en un menor tiempo. Contar con un presupuesto mensual permitirá que puedas acomodar tus gastos para lograr realizar ese abono extra.
  • Reducir los gastos hormiga: pensar dos veces si es necesario salir a comer o comprar una prenda de ropa puede ayudar a tomar una decisión más acertada sobre esos gastos extra.

No acumular deudas: si ya se cuenta con una deuda, es esencial no permitir que se acumulen a través de tarjetas de crédito o adquiriendo nuevos préstamos, ya que se pueden sumar altos intereses y así se reduciría la posibilidad de ahorro. También el riesgo de no pagar la cuota mínima está presente.