Conoce las alternativas con las que lograrás proteger tus ahorros ante la inflación

18 julio 2023

16

Carro mercado con globos en el cielo, analogía de incremento de precios e inflación

Seguramente con lo que hace un año comprabas productos para el hogar o para tu armario, hoy compras muchos menos, pues la inflación no da tregua, y hasta hace poco comenzó a ceder. Siendo este un fenómeno que podría impactar directamente tus finanzas personales, es importante comprender por qué sucede y cómo puedes contrarrestar su impacto en tu bolsillo.

Para entenderlo, debes tener claro qué es la inflación, un tema que por estos días ha dado mucho de qué hablar. En pocas palabras, es el alza de los precios en bienes y servicios de forma generalizada y, a su vez, un indicador que refleja la disminución del poder adquisitivo de una moneda. Esto significa que el dinero con el que antes comprabas una determinada cantidad de productos ya no alcanzará para lo mismo ahora.

Es clave cuidar de tus ahorros cuando este factor afecta la economía de tu país, ya que puede incluso llegar a convertirse en una inflación galopante, lo que significa un incremento desmedido de los precios que puede llegar a superar los dos o tres dígitos porcentuales en un año haciendo que la moneda se devalúe constantemente. 

También debes tener en cuenta el otro extremo, la deflación. Esta consiste en una caída generalizada de los precios de bienes y servicios, que, inevitablemente, puede traer como consecuencia el desempleo. 

Sin duda alguna, es esencial tener en cuenta estos dos escenarios y así estar preparados financieramente para enfrentarlos. Por lo tanto, aquí te brindamos 6 alternativas que te van a permitir cuidar tus ahorros:

1. Ten un presupuesto actualizado:

Realizar un presupuesto puede tomar tiempo, pero es necesario para cuidar tus finanzas. Conocer con exactitud tus ingresos y gastos fijos te ayudará a programar tu presupuesto mes a mes. Así podrás conocer cuánto gastas y qué parte de tus ingresos puedes destinar a tus ahorros y luego de ellos, porque no, saber qué porcentaje invertir.

2. Evita compras compulsivas:

Antes de realizar una compra, lo ideal sería tomar conciencia y reflexionar si realmente necesitamos ese objeto o si los precios ofrecidos al consumidor son los adecuados para tu bolsillo. También si estás triste o desanimado, evita adquirir nuevos productos, ya que esta acción te brindará una sensación de bienestar falsa y, con el tiempo, podría reflejarse en un arrepentimiento por la compra.

3. Planea tu compra:

Antes de adquirir algún producto, revisa si hay una inflación de costos comparando el precio en diferentes comercios para así obtener el mejor valor. Así mismo, puedes buscar qué promociones te ofrece tu entidad bancaria. 

En la actualidad, los bancos suelen brindar diferentes descuentos o beneficios, como compras a varios meses sin interés gracias a las alianzas que realizan con grandes almacenes de cadena. Te sorprenderás de las promociones que puedes llegar a encontrar, aprovéchalas de manera responsable.

4. Usa bien tu tarjeta de crédito:

Actualmente, las tarjetas de crédito cuentan con varios beneficios. No pagar cuota de manejo, descuentos e incluso cashback (cuando un porcentaje de la compra es devuelto) son algunos de ellos y usarlos podrían favorecernos a la hora de cuidar nuestros ahorros, sin embargo, es clave no confundir este medio de pago con un medio de financiamiento.

Además, al realizar compras con esta tarjeta, lo ideal sería dejar los pagos a una sola cuota para evitar los intereses. Sin embargo, de no ser posible, elige el número de cuotas de acuerdo a tu presupuesto para no caer en mora y así terminar gastando más dinero de lo planeado.

5. Invierte para capitalizar tu dinero:

Las personas suelen tener la intención de generar más ingresos, y una forma para ello es invertir, ya sea en divisas, en materias primas, o en otro tipo de activos. Aquí la recomendación es recurrir a una inversión segura, con buen respaldo, y de ser posible, a un fondo o comisionista de bolsa que pueda orientarte en este paso importante para generar mayores ingresos.

6. Ten parte de tu dinero en un CDT:

Un CDT (Certificado de Depósito a Término) es un contrato que realizas con tu entidad bancaria, en el que tú deberás depositar un dinero a la entidad y ellos te darán un certificado que especifica cuándo te lo devolverán y qué interés te darán como rentabilidad a tu inversión. Sin embargo, hay que tener claro que no podrás usar ese capital hasta la fecha estipulada.

Esta inversión es una alternativa interesante para que parte de tus ahorros generen un ingreso pasivo y así puedas ir aumentando tu capital.

La inflación es un fenómeno natural que está presente en diversas economías del mundo, por ello, lo más importante es saber manejar la situación con alternativas como las que te ofrecemos, para que tu bolsillo se vea respaldado y pueda hacer frente a estos altibajos económicos.