Todo lo que debes saber sobre tasas efectivas anuales y nominales

24 agosto 2023

6

Tasas-efectivas-anuales-y-nominales

A la hora de sacar un préstamo o invertir dinero es clave conocer algunos conceptos de matemáticas financieras para tomar las decisiones más acertadas. Las tasas efectivas anuales y nominales son factores importantes a tener en cuenta en estos casos. Si aún no conoces qué significan, aquí te explicamos.

Para iniciar, debemos tener claro qué son las tasas de interés. Básicamente, estas representan el dinero adicional que debe pagarse por usar un capital solicitado. Es una ganancia que recibe una entidad bancaria o persona por haber prestado el dinero y que tiene en cuenta factores como la inflación, o la posible falta del pago completo de una deuda. Existen varios tipos de tasas de interés, sin embargo, hay dos muy importantes: tasas efectivas y nominales.

¿Cómo funcionan las Tasas nominales?

Es el porcentaje de interés que se cobra por el préstamo de dinero. Este se calcula tomando una cantidad de dinero en específica durante cierto periodo de tiempo (30,60,90,180 o 360 días). O también, puede definirse como la rentabilidad de una inversión, por ejemplo, un CDT (documento que consta que se ha dejado a una entidad financiera cierta cantidad de dinero por un tiempo y, al recibirlo de vuelta, se tendrá una suma extra por la rentabilidad del mismo). 

Ejemplo: Susana toma un préstamo de $10.000.000 para iniciar un negocio.

Valor: $ 10.000.000

Tasa de interés: 2% mensual (este porcentaje está previamente establecido por el banco central)

Tasa nominal: 24% al año (periodo de tiempo escogido en este caso), ya que multiplicamos la mensual por los 12 meses.

Así que, a la hora de liquidar los intereses en la anualidad, o sea, al 24%, el valor nominal de los intereses sería de $2.400.000.

¿Cómo funcionan las Tasas efectivas anuales?

Las tasas efectivas anuales son el resultado de tener en cuenta el capital y los intereses que se generan periodo a periodo, por lo tanto, se acumulan (se cobran intereses sobre los intereses), en sí, son la expresión anual del interés nominal. El capital más los intereses serían el monto total, y con este se liquidan los intereses para el periodo siguiente.

La ecuación para calcular esta tasa sería: (1 + tasa de interés nominal)^n – 1

En esta, la tasa de interés nominal debe dividirse en 100, por lo tanto, quedaría de 0.02 y será el número de periodos, en este caso 12. Para obtener el resultado final en porcentaje, este debe multiplicarse por 100. Siguiendo el ejemplo anterior, el valor que Susana pagaría de intereses sería de $ 2.682.000, mayor a la nominal en $ 282.000, que corresponde al interés que se cobró sobre los intereses.

Entonces, cuando se quiere realizar una inversión, conviene más que la tasa efectiva anual sea alta, ya que la retribución será mayor por los intereses. Pero, a la hora de solicitar un préstamo, es más conveniente que la tasa efectiva anual sea baja.

La importancia de conocer las tasas para tomar decisiones

Solicitar un préstamo por una gran cantidad de dinero es un paso importante en la vida de muchas personas. Invertir en vivienda, comprar un carro o realizar una especialización a nivel profesional son decisiones importantes. Por ello, en el momento de asistir a una entidad financiera a solicitarlo, es clave haber revisado previamente las opciones que ofrecen los bancos, revisar las diferentes tasas de interés que existen, el tiempo que se está dispuesto a pagar la deuda, entre otros. Estos factores ayudan a proyectar previamente la deuda para no tener disgustos más adelante.

Te puede interesar: ¿Cómo podemos proteger nuestros ahorros de la inflación?

Por otra parte, si lo que se busca es invertir dinero y tener una rentabilidad, por ejemplo, con un CDT, es clave conocer sobre las tasas de interés. En la actualidad, mediante aplicaciones móviles o a través de páginas web, varias entidades financieras del mercado tienen la opción de calcular en segundos la tasa nominal y efectiva antes de realizar una inversión. Esta es una gran opción para proyectar la inversión y conocer, desde el inicio, la retribución de la misma.

Entonces, ya sea para préstamo o inversión, es fundamental conocer las tasas de interés para tomar decisiones que no afecten tu bolsillo.