Descubre las diferencias entre ahorrar e invertir

16 mayo 2023

9

Ahorrar-o-invertir

Al momento de empezar tu planificación financiera personal o la de tu familia, tienes dos opciones, ahorrar o invertir. Es normal preguntarse cuál puede ser la estrategia más adecuada. No te preocupes, en Pibank nos adentraremos contigo para saber qué es mejor entre estos dos términos.

Existen dos principios para una buena gestión de las finanzas personales o familiares.

  • El control de los ingresos y de los gastos.
  • Contar con unos objetivos financieros a corto, medio y largo plazo.

Aquí es donde surgen nuestras dudas en escoger si ahorrar o invertir. Por esta razón y antes de entrar en detalles, dejemos en claro estos dos conceptos.

¿Qué es ahorrar?

Ahorrar dinero consiste en reservar una parte de tus ingresos. Dicho de otra forma, se trata de guardar un porcentaje de tu dinero de forma frecuente, sin gastarlo ni invertirlo. Es un proceso de acumulación de dinero sin nada en particular, con el objetivo de tener un colchón al que acudir en caso de una emergencia financiera.

Teniendo en cuenta lo anterior, aquí te mostramos cinco ideas que podrías tener en cuenta para iniciar tu camino al ahorro:

  1. Enlista tus gastos: El primer paso para ahorrar dinero es saber cuánto estás gastando. Durante un mes, registra todo lo que gastas. Eso significa cada café, cada pasaje y cada almuerzo fuera de casa que compres en todo el mes.
  2. Realiza un presupuesto: Ahora que sabes lo que gastas aproximadamente por mes, puedes armar un presupuesto para planificar tus gastos, limitar los gastos excesivos y asegurarte de tener un colchón en casos de emergencia.
  3. Planifica el ahorro del dinero: Teniendo en cuenta tus gastos e ingresos mensuales, crea una categoría de ahorros dentro de tu presupuesto e intenta que correspondan al menos entre el 10 y el 15 por ciento de tus ingresos netos.
  4. Plantea objetivos para tu ahorro: Todo es más fácil si estableces objetivos para iniciar tu ahorro. Piensa en cuánto tiempo te tomará alcanzar cada objetivo. Algunos de esos objetivos que sean a corto plazo. Recuerda que todas las personas tienen prioridades diferentes cuando de ahorrar dinero se trata.
  5. Mira crecer tus ahorros: Controla su progreso todos los meses. Esto no solo te ayudará a cumplir con tu plan de ahorros, sino que además te ayudará a identificar y corregir problemas que te impidan seguir. Esto anterior y con el complemento de la Cuenta Pibank,    es posible que incluso te inspires a ahorrar más y alcanzar tus objetivos más rápido.

Una vez que cuentas con un espíritu ahorrativo y tienes cubierta la seguridad financiera a corto plazo, es el momento de pensar en las inversiones.

Ahora, ¿qué es invertir?

Invertir dinero, por otro lado, tiene el objetivo de hacer crecer tu patrimonio. En sí, implica comprar productos financieros o activos con la esperanza de que aumenten de valor a lo largo del tiempo y aumente el dinero que invertiste. El mercado pone a tu disposición una multitud de opciones en productos, todo dependiendo con tu perfil de riesgo de inversión.

¿Cómo funciona una inversión?

Antes de empezar, es necesario saber que es inversión económica. Sea cual sea su tipo, se fundamenta sobre bajo cuatro factores fundamentales. La rentabilidad, el riesgo, la liquidez y el plazo.

  • Rentabilidad (lo que ganas): O rendimiento es lo que obtienes a cambio de realizar la inversión. Normalmente, se mide en términos de beneficio o rentabilidad, aunque no tiene por qué ser así.
  • Riesgo (lo que podrías perder): Hace referencia a la incertidumbre. En economía nada es seguro al cien por ciento. Con lo cual, debemos trabajar siempre con riesgos asumibles por si la inversión no sale como esperábamos.
  • Liquidez: Es la capacidad de convertir una determinada inversión en dinero con pérdidas mínimas respecto a su valor.
  • Plazo (el tiempo): El tiempo es la tercera variable fundamental. Podemos esperar un determinado rendimiento, pero dependiendo del tiempo qué tardemos en obtenerlo ¿Compensará o no la inversión?

Es el momento de responder ¿Ahorrar o invertir?

La respuesta a la pregunta de qué es mejor ahorrar o invertir es un poco indeterminado: depende de tus objetivos financieros. Una buena forma de enfocar el asunto es empezar siempre por ahorrar.

Por ejemplo, al ahorrar dinero puedes tener la seguridad de contar con una bolsa de dinero para emergencias, imprevistos o gastos inesperados que pueden surgir en el día a día. Ahorrar también puede servir para cumplir con un objetivo a corto plazo. En Pibank puedes iniciar ese camino al ahorro de verdad con la apertura de la Cuenta Pibank.

Ahorrar e invertir son actividades complementarias para tener salud financiera a lo largo de la vida.

Una vez que cuentas con un espíritu ahorrativo y tienes cubierta la seguridad financiera a corto plazo, es el momento de pensar en las inversiones que pueden hacer crecer tu patrimonio a corto, medio y largo plazo.

Puedes invertir en bienes inmuebles o finca raíz, en acciones en el mercado de valores o a través de productos bancarios como los fondos de inversión o CDT, este último, como herramienta financiera en aumento en el país y que cuenta con características bastante atractivas como: fijar tu inversión por un plazo determinado, y por el cual te pagan una rentabilidad que conoces y pactas con el banco desde el inicio, como es el ejemplo del CDT Pibank. Cada opción tiene un nivel de riesgo y un porcentaje de rentabilidad. Por eso, en la inversión existe una regla implacable: a mayor riesgo, mayor rentabilidad potencial. Consulta cada uno de los perfiles de riesgo de inversión.

Recuerda que, si careces de ahorros que te permitan afrontar los imprevistos o los asuntos económicos a corto plazo, lo mejor es que comiences a construir un colchón que te permita salir adelante en los momentos difíciles, y una vez establecido el ahorro, te invitamos a conocer qué porcentaje de los ahorros es recomendable invertir.